jump to navigation

Los primeros pasos para tu trabajo de investigación 28 diciembre 2013

Posted by David Saldaña in Software.
2 comments

Este post no va tanto sobre software o recursos tecnológicos, como sobre algunas referencias útiles para aquellos que estáis comenzando en esto de la investigación. Estoy pensando por ejemplo en estudiantes de grado o de posgrado que acaban de empezar a trabajar en su trabajo de fin de titulación. Para vosotros, un par de pistas rápidas para añadir a lo que seguramente os han comentado ya vuestros tutores. Aquí, por ejemplo, hay un par de documentos sobre la estructura del proyecto de un trabajo de investigación y algunos aspectos formales importantes.

  • Documento sobre Referencias APA. Atención, porque este documento es algo anticuado como una referencia exacta – está basado en las normas APA en su quinta edición (ahora está vigente la Sexta Edición). Usadlo más bien como introducción si no conocéis el formato de la APA, porque está bien organizado y explicado. Luego tendréis que mirar otro que os indique los principales cambios entre una edición y otra. Aquí un ejemplo y aquí otro. Yo mismo publiqué en su día un post (aquí) con algunos comentarios sobre las novedades en la versión vigente (Gracias a Pablo Santamaría por recordarme y ayudar a mejorar una versión anterior de este post).

En estos otros dos enlaces hay una serie de guías generales de gran utilidad también:

Si no te gustan los tomates…timeboxing 10 enero 2013

Posted by David Saldaña in Software.
add a comment

En un post anterior escribí sobre la técnica del Pomodoro (del tomate, vamos). Para los que no leisteis aquello, se trata de una técnica de organización del tiempo en la que se propone trabajar sobre una tarea intensamente durante 25 minutos y luego parar otros 5, para descansar.  Esta técnica se recomienda para trocear o para abordar de forma incremental proyectos con cierta extensión, como podría ser escribir una tesis o programar un experimento. Me parecía un buen método, pero recientemente un par de personas han llamado mi atención sobre algunas limitaciones que tiene. En concreto, una estudiante de doctorado de nuestro laboratorio y David Alcántara, que mantiene un blog sobre gestión del tiempo para investigadores (que podéis ver aquí), han hecho literamente la misma crítica. Los dos se quejan de que 25 minutos para todas las tareas como unidad de trabajo es poco útil y que luego es necesario volver a la tarea en la que uno estaba inmerso de forma, con suerte, extraordinariamente productiva – y esto distrae y aumenta las posibilidades de engancharte con cualquiera de esos sumideros que tiempo que siempre acechan (Twitter, leer este blog, leer la prensa, Facebook y similares).
El propio David propone una solución alternativa que en realidad no es tan diferente del Pomodoro. Este no es más que una versión concreta del llamado “timeboxing”, que consiste en fijar un tiempo específico para realizar una tarea e intentar ajustarse a él, sin que ese tiempo tenga que ser de 25 minutos (aquí tenéis una buena explicación de qué es y de cómo aplicarlo y David explica aquí cómo lo usa él en investigación). La “caja” (el box), no tiene que ser uniforme, sino ajutarse a las necesidades de cada uno y la tarea. No es voluntarismo: se trata de pensar en cuánto tiempo tengo y cuánto tiempo quiero dedicar a una tarea, en función de lo importante de esta tarea. Cualquier cosa menos comenzar a trabajar por la primera tarea y seguir hasta acabarla – tenemos más tareas de las que jamás podremos completar y todas no se pueden hacer a la perfección.
Como Cacharritos no es en realidad un blog de productividad personal, os preguntaréis por qué os cuento todo esto. Básicamente, para proponeros un programita más para vuestra colección. El sistema de timeboxing requiere, como os podréis imaginar, un cronómetro de algún tipo. Hay miles. Yo, en concreto, he encontrado uno que me va estupendamente: Orzeszek Timer. No requiere instalación, y lo más bonito es que le introduces el tiempo que deseas en el formato que quieras (le puedes decir 120 m o 2 h, aunque eso sí, solo “habla” inglés). Lo tengo en una carpeta del Dropbox y lo ejecuto desde cualquier ordenador.
Así que, nada, ¡fuera el “tomate”! y ¡viva los “tupper” a medida!

PD. Si queréis echar una visual a otros cronos, aquí hay un buen repaso (en inglés)

Mi recopilatorio de extensiones del Firefox 4 mayo 2012

Posted by David Saldaña in Bibliografía e información, Firefox.
add a comment

Hace ya tiempo en este blog publiqué una lista de mis complementos favoritos para el Firefox, que es por otro lado mi navegador favorito (aunque no le hago ascos a algún otro). Para los totalmente novatos, un complemento es un programa que añades al navegador (para los más novatos aún – ese programa que empleas para mirar por internet). Hay muchísmos, cada uno con una finalidad concreta distinta.
Lo interesante de los amigos de Mozilla es que han creado un espacio en el que uno puede administrar lo que se llaman “recopilatorios”. Colecciones, vamos. Estas colecciones pueden ser “seguidas” por otros, o simplemente servir de orientación.
Esta vez, en lugar de daros una lista de complementos, os diré que he creado uno de estos recopilatorios. Tiene además un nombre, CienciaBasica. Como su propia denominación indica, he reunido los complementos que creo que pueden ser más útiles para alguien implicado en tareas académicas, en un sentido muy general. Encontraréis desde Zotero, para las referencias bibliográficas, hasta Yoono, útil para las redes sociales. Y si no sois muy de Firefox, pero alguno de ellos os parece interesante, bichead un poco: es posible que haya versiones para Chrome. Que aproveche.

Android para el Científico 7 febrero 2012

Posted by David Saldaña in Software.
1 comment so far

Aunque no hay nada como una gran pantalla y un buen ordenador para el trabajo de un científico, a veces viene bien resolver algunas cuestiones sobre la marcha. Para esas ocasiones en las que lo único que tienes a mano es tu smarphone Android (o simplemente quieres presumir un poco de investigador), aquí van algunas de mis aplicaciones preferidas.

Para acceder a bibliografías y bases de datos:

  • Scanner for zotero: permite introducir referencias de libros a partir del código de barras.
  • Zandy: funciona como un acceso portátil a tu biblioteca de zotero.
  • PubMed mobile: acceso “en ruta” a la base de datos pública de MedLine, te lo permite enviar a diferentes programas para compartir.
  • Scholar Droid: un programita que accede a donde dice, al Google Scholar.

Para mirar algunas revistas:

  • Science: acceso a los sumarios de la revista Science desde tu móvil.
  • New Scientist: acceso a la revista New Scientist.

Si necesitas ordenar tus ideas:

  • Mindjet: útil para hacer mapas y esquemas conceptuales, totalmente compatible con los ficheros de freemind en tu ordenador, que lógicamente puedes sincronizar a través del Dropbox para android.

Por si la cosa va realmente en serio y hay que hacer números:

¿Alguna más por ahí? Seguro que sí.

Software para la técnica del Tomate 25 octubre 2011

Posted by David Saldaña in Software.
add a comment

Bueno, realmente se llama la técnica del Pomodoro y no, no es una dieta de adelgazamiento, sino un procedimiento para organizarte el tiempo y facilitar la concentración sin interrupciones.
Francesco Cirilo, su autor, propuso este método partiendo de la idea de que la ansiedad que genera el paso del tiempo y el cumplimiento de plazos resulta en un aprovechamiento ineficiente de nuestro esfuerzo y, sobre todo, en la procrastinación. La procrastinación es esa tendencia a posponer la que a menudo es la tarea más importante, en favor de otras más pequeñas, entretenidas o simplemente menos difíciles (¿os suena?). El motivo por el que creo que el procedimiento del Pomodoro tiene interés para los investigadores es que los laboratorios y lugares de investigación, en especial las universidades, se han convertido en una fuente inagotable de distractores. Ese colega que se asoma por el despacho para comentar la reunión de ayer, ese jefe que nos pide una referencia, ese correo sobre una web nueva que no puedo dejar de visitar, esa convocatoria que acaba de salir sobre becas en la antártida a la que nunca iré – pero, ¿quién sabe? -, ese paseo por la biblioteca por si ha llegado algo nuevo que me pueda interesar, y así hasta el infinito. Todo, menos acabar el diseño del experimento que urge, comenzar el paper que he de enviar o simplemente leer el artículo que sí está ya sobre mi mesa.
La técnica del Pomodoro (cuyo nombre deriva de esos cronómetros de cocina que tienen forma de tomate) exige básicamente trabajar en pequeño intervalos intensos y concentrados de tiempo, y descansar entre uno y otro. Cada fracción de tiempo es un “pomodoro” y tiene un objetivo. Cirilo propone las siguientes reglas para llevar usar los pomodoros con efectividad:
  • Escribe una lista de las cosas que tienes que hacer.
  • Decide cuántos pomodoros necesitas para cada una.
  • Pon el reloj. No pares hasta acabar el pomodoro – duración recomedada 25 minutos.
  • Descansa 2 o 3 minutos.
Que tienes ganas de hacer otra cosa (ese correo que seguro ha llegado) – espera a acabar el pomodoro. Que salta el messenger – espera a acabar el pomodoro. Que estás inspirado y se te ha ocurrido una idea estupenda para un nuevo estudio – anótalo y déjalo hasta acabar el pomodoro. Y así con todo lo que puedas. Algunas reglas adicionales sobre los pomodoros:
  • Un pomodoro es indivisible (no vale trabajar medio pomodoro).
  • Si una tarea te va a llevar más de 5 a 7 pomodoros, subdividela.
  • Si una tarea es más corta que un pomodoro, añádele otra.
  • Pomodoro que comiences, pomodoro que has de terminar.
  • Si este pomodoro fue un desastre, no te preocupes, ya habrá otro en el que rindas más.

Aprender a manejar el procedimiento no es complicado, y de veras facilita la concentración. Y ayuda tener algún programita que te apoye. Así que lo mejor es instalarse alguno de los siguientes:

Así que, nada, a procrastinar un poco mirando qué programita es el mejor, cómo adaptar el método, cuál es la duración más adecuada para tus pomodoros… cualquier cosa menos ponerse ya con ese capítulo de la tesis que nos tiene atascados 🙂

Un programa más para manipular pdf: Split and Merge 6 abril 2011

Posted by David Saldaña in Comunicación de resultados, Publicación, Software.
Tags:
2 comments

Efectivamente, uno más. Ya no es difícil elaborar documentos pdf. a partir de un archicvo de procesador de texto o de ualquier otro tipo. Aunque tardó, hasta Microsoft tuvo que rendirse e incorporar esta opción entre sus posibilidades de guardado de los documentos.
Ahora bien, una cosa es guardar documentos como pdf, y otra manipular documentos que ya son pdf. Y esta es una tarea que necesitamos hacer más frecuentemente de lo que parece. Por ejemplo, alguna administración ha comenzado a pedir otra vez la primera página de los artículos que hayas publicado. La vía patatera: lo imprimes, escaneas la primera página y la mandas. La solución más ortodoxa es usar el programa de acrobat – el acrobat Distiller. Pero por este hay que pagar (bueno, vale, o no). Ahora bien, hay multitud de programas que te permiten recortar, pegar y fusionar archivos de pdf. Tras una breve búsqueda, encontré el “Split and Merge”, un programa de software libre que te permite separar pdf por páginas, unirlos, recortar, etc. De los que vi, me pareció uno de los más interesantes, y aquí os lo traigo para esas tareas rutinarias y burocráticas que, me temo, también forman parte de la actividad investigadora.

Transparencias para explicar lo que es Wikipedia 17 marzo 2011

Posted by David Saldaña in Software, Varios.
Tags:
add a comment

Parto de la idea de que internet tiene aún un pelín (poco queda en realidad en algunos ámbitos) de ese espíritu comunitario y colaborativo que le caracterizó en los primeros años. Wikipedia es quizá uno de los reflejos más claros de ese modo de proceder: una enciclopedia, gratuita, elaborada por todos para todos.
En la asignatura que imparto en la Facultad de Psicología hemos ofrecido a los estudiantes la posibilidad de realizar un trabajo voluntario consistente precisamente en mejorar la enciclopedia en temáticas cercanas a nuestro ámbito. La actividad comienza con un pequeño seminario, en el que presento estas transparencias que incluyo aquí. Por si alguno se anima a ser wikipedista, ahí van.

Ciencia abierta 25 octubre 2010

Posted by David Saldaña in Software.
add a comment

Acabó la Semana Internacional del Acesso Abierto al Conocimiento Científico. Ya he abogado en algún post anterior sobre la necesidad de hacer lo más fácil posible el acceso a las publicaciones científicas y los resultados de la investigación. Aprovechando, voy a resumir un poco algunos de los argumentos que circulan por ahí sobre el tema, y un par de recursos:

  • ¿Qué es el acceso abierto? Consiste en que se hagan accesibles sin restricciones para el lector – lo que usualmente quiere decir sin coste – los resultados de la investigación que se realiza en diferentes campos.
  • ¿Por qué es importante? Porque la libre difusión de la ciencia permite su avance y progreso y aumenta su impacto. Cuantas más personas lean y puedan acceder a los estudios, vía los artículos que recogen sus resultados, mejor. Para el investigador individual: algunos estudios afirman que aumenta el impacto de las publicaciones.
  • ¿Por qué no sirve el model actual de suscripción a las revistas? La mayoría de las críticas provienen de dos frentes. Por una parte, algunos no están de acuerdo con que las revistas cobren precios tan desorbitados por las suscripciones a las revistas – son elevados, incluso para nuestras bibliotecas -, sobre todo teniendo en cuenta que habitualmente ni los editores, ni los revisores, ni los autores, reciben cantidad alguna por su trabajo. Por otra parte, somos los autores los interesados en que nuestro trabajo se difunda. A diferencia del escritor profesional de novelas, por ejemplo, que vive de la venta de sus trabajos, los autores científicos nos beneficiamos a través del impacto de nuestras publicaciones. Interesa, por tanto, maximizar el acceso a esas publicaciones.
  • ¿Qué puede hacer el científico concreto? Básicamente, colgar sus trabajos en la red. Aunque existen revistas que cobran a los autores, y luego hacen accesibles sus publicaciones de forma gratuita a los lectores, lo cierto es que muchos equipos no pueden o no quieren dedicar parte de sus recursos a esto. La alternativa es el autoarchivado, bien en una página propia, de tu propia universidad, o en un repositorio creado al efecto.
  • ¿Cuelgo cualquier cosa, aceptada o no para publicación? No necesariamente. El acceso abierto no implica saltarnos el proceso de revisión por pares característico de las revistas tradicionales. Se trata de que, una vez aceptada tu publicación (algunos ciertamente también lo hacen antes), cuelgues tu artículo, en tu propia página, en el repositorio – almacén accesible vía la web – de tu universidad o en un repositorio que exista sobre tu área de conocimiento.
  • ¿Me dejará la revista? Depende de lo que hayas firmado en el acuerdo de copyright. La mayoría de las revistas ponen objeciones a que se cuelgue el artículo final, pero no ponen pegas – ni pueden ponerlas – a que cuelgues la última versión en el formato de procesador de texto o pdf que escribiste. Aquí tienes un ejemplo de cómo lo he hecho yo. En cualquier caso, no conozco a ningún científico que haya sido sancionado por colgar sus artículos en la red.
  • Algunos recusos:
    • En España, por ejemplo, hay algún buscador de revistas que puedan estar en repositorios, como mi+d o Recolecta. Este es un directorio de respositorios existentes en el mundo.
    • Algunas universidades españolas tienen respositorios institucionales propios. Aquí tienes un listado. Si tu universidad no tiene, escribe a tu biblioteca preguntando si tienen proyectos para hacer uno.
    • En el caso de mi campo, la Psicología, hay un par de repositorios especialmente conocidos. Uno es cogprints, donde se pueden subir artículos libremente, cubre también los ámbitos de la neurociencia, la ligüística, y la biología. BioMed Central recoge numerosas revistas de acceso abierto.

¿Lectores de libros electrónicos para investigadores? 24 junio 2010

Posted by David Saldaña in Bibliografía e información, Varios.
add a comment
Sí, finalmente sucumbí: me compré un lector de libros electrónicos, un e-reader. Ya los habréis visto la mayoría en alguno de los centros comerciales que los están vendiendo… o intentándolo. No suelo escribir sobre hardware y aparatos, pero he pensado que podría ser útil compartir mis experiencias. Lo que os cuento aquí, brevemente, es común a otros usuarios con los que he hablado.

El aparato que me compré es el Sony Reader Touch Edition (PRS-600). Tiene en principio todo lo que yo estaba buscando: no está ligado a una empresa vendedora concreta de libros (como el Kindle, que es de Amazon para Amazon), tiene pantalla tactil, y permite leer pdf, html y documentos de Word. Mi sueño era dejar de usar papel, básicamente para poder evitar andar cargado y no tener tampoco que estar leyendo artículos en el ordenador. Los investigadores empleamos mucho material que leemos y descartamos: esta debía ser, por tanto, la herramienta ideal, ¿no? No.

Os cuento en primer lugar las desventajas, y luego os diré por qué no lo he puesto finalmente a la venta (en las primeras 24 horas estuve a punto de largarlo por e-Bay). Los problemas:
– Leer PDF es una pesadilla. Esta es la pega principal que le encuentra todo el mundo. Los artículos de revista científica están pensados para un A4, y los lectores son de 6 a 10 pulgadas, más o menos. Las columnas te las reordena como quiere y los gráficos son ilegibles.
– El programa de sincronización que trae es otro invento bastante “patatero”. Es como el iTunes, pero bastante menos eficaz.
– Necesita mucha más luz que un libro “de verdad” para leer. Recordad que estos aparatos no son como los ordenadores: no tienen iluminación propia.
– No lo he vivido personalmente, pero algunos usuarios se han quejado de que se les acaba la batería.
– Incluso si lees un libro “comprado”, el resultado final es bastante menos que deseable. Uno pensaría que un sistema que al parecer está haciendo temblar a la industria estaría algo más logrado en cuanto a formato y facilidad de lectura. Lo cierto es que el formateo de los libros es bastante imperfecto.

Pero no lo he tirado, porque:
– Convierte y deja leer relativamente bien html y documentos de formato doc y Word (véase tesis, algunos artículos que están disponibles en html, etc.).
– Este modelo concreto me deja subrayar y escribir sobre mis documentos.
– “Algunos” pdf no se leen “demasiado” mal.
– Puedo llevar libros y artículos a prácticamente cualquier parte sin demasiado peso.
– He encontrado un modo de bajarme RSS de mis páginas favoritas y leerlas en el reader.
– Es más cómodo para leer que el ordenador: ligero y no daña a la vista tanto.

Conclusión:
– Si no tienes uno, no te estás perdiendo nada.
– Si en tu campo se emplean mucho los gráficos, imágenes y fórmulas, en general estás perdido.
– Me parecen unos aparatitos un tanto caros para lo que ofrecen (unos 300 euros).
– Queda mucho camino por recorrer para mejorarlos.
– Lo ideal: un A4 que se pueda escribir sobre él. Los hay, pero a un precio prohibitivo.

Postdata. Aquí unos enlaces para los que, como yo, os rendisteis a la tentación:
Calibre. Programa para subir y convertir ficheros para el e-reader. Mejor que el que trae el Reader para muchas cosas, salvo para manejar los documentos de Word o escribir en los documentos.
Proyecto Gutemberg. Proyecto para volcar en la red libros en los que los derechos de autor han expirado.

Otra lista de software estupendo 5 junio 2010

Posted by David Saldaña in Firefox, Navegadores, Software, Varios.
add a comment
Disculpad mi silencio prolongado. Este cuatrimestre, con clases y niña simultáneos, ha estado un poquillo cargado de actividad. Para intentar reiniciar la actividad, aquí va un enlace útil (aunque en inglés). Lifehacker, un blog estupendo son múltiples ideas sobre software y otros truquillos en general, propone este listado de aplicaciones como las esenciales para el usuario de Windows.